Saltar al contenido
Terrenos y Parcelas en Villarrica

Parque Nacional Villarrica

parque nacional villarrica

El Parque Nacional  Villarrica fue creado el 28 de noviembre de 1940 y abarca buena parte de la Región de la Araucanía (Villarrica, Pucón, Curarrehue) y parte de la Región de los Ríos (Panguipulli), en las provincias de Cautín y Valdivia.

Cuenta con variados senderos, de diversas longitudes, aptos tanto para aficionados como para aquellos que habitualmente realizan trekking, a saber:

  • Pichillancahue (3,3 Km)
  • Villarrica Travers
  • Volcán Quinquilil (6 Km)
  • Mirador Los Cráteres
  • Sendero de Chile tramo Challupén-Chinay
  • Los Nevados (8 Km)
  • Lagos Andinos (12 Km)

El Parque Nacional Villarrica tiene una superficie de 63.000 hectáreas, por lo que además de estos senderos, y de la alternativa de arrendar caballos para su recorrido, el visitante cuenta con áreas de pic-nic, camping, miradores, pistas de Esquí, cuevas volcánicas, hermosos bosques de lengas y araucarias, encontrándose también con el típico coigue, mañío, arrayán, quila o caña colihue y raulí. En cuanto a esta flora, el emblema del Parque es –sin lugar a dudas- la milenaria Araucaria.

parque nacional villarrica

Esta vegetación constituye el hábitat ideal de una interesante fauna autóctona: es posible avistar al zorro gris patagónico, también conocido como zorro chilla, similar al que habita en Europa; al zorro culpeo o colorado; a la guiña o huiña, también llamado gato colorado, felino endémico de la zona; o tal vez al simpático pudú, el más pequeño de las especies de ciervos, que habita en la región andina sur de Chile y Argentina.

Existen muchas especies de aves en el Parque: la loica, el pájaro carpintero, el Martín Pescador, el chucao, el hued hued, el picaflor,  la bandurria, la perdiz o inambú chileno, el comesebo, el mirlo, la calandria, entre muchos otros. Aquí lo interesante es que estas aves no sólo se encuentran dentro del Parque Nacional Villarrica: si decide adquirir sus parcelas en Villarrica, en la zona aledaña al Río Toltén o en Chucauco, podrá avistar estas aves diariamente, llevar su propio registro y asombrarse de la cantidad de especies que va descubriendo; encontrarse con la remolinera araucana a orillas del Río Toltén, o con el fío fío silbón o crestiblanco, o con el rayadito o comesebo chico saltando entre las ramas de los sauces o de algún frondoso boldo. O quizás una torcaza araucana, también llamada Kono en lengua mapuche.

También cabe mencionar a las aves rapaces como el pequén, el águila, el aguilucho, el halcón peregrino, el tiuque o chimango y  el peuco, además del cóndor, una de las aves más grandes del mundo, con su típico collar blanco y su cabeza libre de plumas.

Entre las aves acuáticas, encontramos pato rinconero, pato real, tagua, huala, nadando en las aguas de las lagunas Avutardas, Los Patos, Verde, Blanca, Huinfica, Azul y Quillelhue.

Cabe destacar que en el Parque Nacional Villarrica se vela por la protección de algunas especies de fauna amenazadas, entre ellas:

  • El monito del monte, una especie de marsupial emparentado genéticamente más con las especies marsupiales australianas que con las sudamericanas; las raíces de esta especie se remontan a 65 millones de años, cuando parte del continente de Gondwana reunía a los actuales Australia, Antártica y Sudamérica. En los últimos años su población ha mermado en un 20%. Tiene hábitos nocturnos, vive en el sotobosque, algunas veces en el hueco de los árboles, otras veces elabora moradas impermeabilizadas que ubica en arrayanes o preferentemente en el michay.
  • El Halcón peregrino: es el animal más rápido del planeta. Mientras persigue a sus presas puede alcanzar los 300 Km por hora y atrapar un ave en pleno vuelo. Se ha convertido en una especie en peligro de extinción en algunas áreas debido al uso de pesticidas.
  • La ranita de Darwin: posee una cabeza triangular, su dorso es verde y marrón, mientras que la parte inferior tiene manchas blancas y negras, todo lo cual le brinda una singular apariencia y le permite pasar desapercibida entre el follaje. Fue descubierta por Charles Darwin en los bosques umbríos del sur de Chile. Si se siente amenazada, adoptará un comportamiento peculiar: fingirá estar muerta, yaciendo boca arriba, ya sea en tierra o en el agua. Habita en el Bosque Austral del centro-sur de Chile y Argentina, aunque se registran más ejemplares en Chiloé, mientras que en Argentina se limita sólo a las provincias de Neuquén y Río Negro.
  • El Degú de Bridges: una especie de pequeño roedor de hábitos nocturnos, que habita en el sur de Chile y Argentina.
  • El lagarto matuasto: el Phymaturus Palluma es una especie que mide entre 15 y 20 cm de longitud. Las hembras poseen una coloración negra, con matices grises y verdes, mientras que los machos agregan amarillos fosforescentes y verdes brillantes.
  • La perca-trucha: conocida también como “trucha criolla de boca chica” o “perca de boca chica”, es una especie endémica en agua dulce de Chile y Argentina, aunque puede encontrarse también en agua salada. Se encuentra en peligro de extinción debido a la modificación o pérdida de su hábitat natural, ya sea por la construcción de represas como por la contaminación.

Dentro del Parque Nacional Villarrica se ubican también los volcanes Llaima (2382 mts) y Lanín (3776 mts sobre el nivel del mar), ya en el límite con Argentina, pero sin duda el protagonista del parque es el Volcán Villarrica. El mismo ofrece la posibilidad de ascenso al cráter, cuenta con el Centro de Esquí Pucón, visitado por miles de turistas y vecinos que practican allí deportes invernales (esquí, snowboard y paseos con raquetas de nieve) y el Parque Cuevas Volcánicas, sobre el cual brindaremos aquí más información: fue creado en el año 1995 con una propuesta de eco-turismo científico, ya que en las visitas guiadas se ofrece al visitante toda la información relacionada con vulcanismo y las sucesivas formaciones geológicas, brindando además educación ambiental para crear conciencia en cuanto a la preservación de las especies que conforman este ambiente.

Las cuevas volcánicas – una especie de túnel de lava de unos 1300 mts de longitud moldeado por una colada de lava que fluía por debajo de la ladera mientras la parte superior se solidificaba – actualmente se encuentran iluminadas por lo que se pueden recorrer a través de un sendero de aproximadamente 600 mts. En este mismo parque, se encuentra la llamada “casa del bosque”, con información sobre fauna y flora del lugar y también es posible realizar caminatas por tres senderos.

Una vez más, cabe decir que la compra de una casa o terreno en Villarrica le permitirá acceder a todas estas bellezas naturales que estarán al alcance de la mano.